El reciente eclipse de sol en Estados Unidos nos ha dejado incontables fotos preciosas del evento, muchas muy calculadas y planeadas. A veces, sin embargo, la mejor foto, la historia que mejor te lo cuenta es la que no estuvo planeada, la que surgió y se vivió de forma completamente entregada al fenómeno, y donde una inesperada fotografía consiguió capturar toda la magia del momento como ninguna otra foto que hemos visto. Y la hemos encontrado!

La foto fue capturada por un fotógrafo español que lleva fotografiando el cielo más de 10 años. La foto no está trucada, y de hecho fue publicada por la NASA este viernes pasado 8 de Septiembre, ratificando su autenticidad.

Incluímos en este mensaje el texto en español así como una copia pequeñita de la imagen, pero no te la pierdas a mayor tamaño!!. Para ver la foto en grande tienes dos opciones:

Para verla en Facebook, haz clic aquí!

Para verla en Instagram, haz clic aquí!

Y a continuación, el relato:

36672924221_d8ff0f0481_t.jpg

The great gig in the sky (La gran actuación en el cielo)
Lago Phillips, Oregon, Estados Unidos – 21/8/2017

Esta foto no fue preparada. Lo que ves es literalmente lo que pasó y cómo esta chica optó inesperadamente por vivir ese momento de totalidad – el momento durante el eclipse que la luna tapa completamente al sol.

Y así sucedió…

Las multitudes prometidas para este eclipse brillan por su ausencia en esta playita en el lago Phillips Lake en Oregon, una ubicación idílica por cierto, cualquier día del año. Tan solo estamos cuatro desconocidos – una chica, dos chicos y yo – en un precioso paraje vacío de gente excepto nosotros. Es la madre naturaleza y cada uno de los que estamos ahí, nada más.

La Luna aún no ha empezado a tapar al sol, cuando la chica pone “The Dark Side of the Moon” de Pink Floyd. No me importa. De hecho, ¿qué mejor poner que eso? Nadie dice una palabra, pero los sonidos habituales de la mañana en un lago de montaña se mezclan bien con las melodías suaves pero dramáticas de canciones como “Time” o “The great gig in the sky”…

Entonces… cuando la mitad del sol está ya oculta tras la luna, la chica comienza a caminar dentro del lago silenciosamente, hasta quedar el agua justo por debajo de sus rodillas. Pink Floyd sigue sonando, definitivamente la banda sonora perfecta.

La música se acaba, pero nadie se da cuenta. El cielo empieza a oscurecerse. Ves a un pájaro confundido volando por encima del lago. Tu corazón palpita con más fuerza. Te das cuenta que estás respirando lenta pero agitadamente a la vez. La temperatura del aire baja muy rápida y repentinamente – te da frío donde unos instantes antes tenías calor. La totalidad es inminente. Sabemos lo que está a punto de suceder… aunque en realidad, no lo sabemos.

Justo en ese momento, una pequeña brisa sopla de repente por un solo instante, y tras ello, un silencio completo y escalofriante se hace cargo del momento. Toda la escena… el lago, las montañas, los árboles, el cielo y nosotros… todo lo que nos rodea queda en un casi aterrador silencio, como si el tiempo se hubiese parado literalmente, y el paisaje presentándose en colores que no le pertenecen. Notas que tiemblas un poco, y no es solo por el frío.

Entonces, conforme estamos ahí, sin ser capaces de mover ni un dedo o hacer el más mínimo sonido tal y como todo lo que nos rodea, en una fracción de segundo el paisaje se desmorona completamente delante de nosotros y repentinamente, sin avisar, el sol desaparece y llega la totalidad.

Ahora la chica dice, muy lentamente, con una voz rota, casi susurrando: ” Oh, Dios mío…”

Yo dije lo mismo.