Kairos ACN/ Alejandro Navarrete

Frente a las cerca de 7 mil personas que se dieron cita en el Auditorio Banamex, el cantante Marcos Witt celebró la noche del pasado viernes 21 de Octubre sus primeros 25 años de carrera con el público de la ciudad mexicana de Monterrey.
Tal como lo ha venido haciendo en diversas ciudades de Latinoamérica desde julio (originalmente sólo 25, aunque la lista se extendió un poco más), Witt presentó el material de su disco “25 Conmemorativo” que grabó en febrero en la ciudad de Houston, Texas, en la iglesia de Lakewood, cuya congregación hispana él pastorea.
Aun sin contar con la presencia de los invitados especiales que contó en la grabación original, Witt contó en todo momento con la emoción y la respuesta del público que le acompañó en el lugar.
Durante la noche, El cantante se mostró por momentos muy emotivo y él mismo confesó que ese día se encontraba muy “emocional” por estar en Monterrey, lo cual significaba mucho para él y ha significado a lo largo de su vida.
En un momento de testimonio personal sobre dificultades que ha pasado en su vida, Witt afirmó que Dios le ha hablado en varias ocasiones en la carretera entre Monterrey, en donde por cierto se encuentra la sede de su empresa Canzion, y la ciudad vecina de Saltillo: “allí, entre la neblina, y cuando sentía que debería de dejar este ministerio, Dios me habló”.
Sobre la situación de violencia del crimen organizado que vive la ciudad regiomontana y otras regiones de México (apenas hace dos meses, 52 personas murieron quemadas en un ataque a un casino de la ciudad), Witt habló implícitamente y animó a la gente utilizando una referencia bíblica: “No somos víctimas, ¡somos más que vencedores!”, alentó; declaración que fue respaldada por un “Amén” unánime de la audiencia.
Durante más de 3 horas (con un intermedio de 15 minutos), el público regiomontano cantó varias de las canciones de Marcos Witt que se han vuelto referencia en numerosas iglesias de habla hispana a lo largo de estas dos décadas.
“Venció”, “Enciende una luz”, “Tu fidelidad”, “Señor hazme un radical” y “Somos el pueblo de Dios” fueron algunas de las canciones más cantadas entre las 41 que se entonaron al menos parcialmente.
La mayor parte de la canciones fueron presentadas por medio de “Medleys” y también gozaron de arreglos especiales, como por ejemplo, una versión jazz de “Te amo”, una bossa nova de “Cuán bello es el Señor” y una estilo reggae para el clásico “Será llena la tierra”.

El arreglo de la canción “Renuévame”, en versión bachata, fue presentado por el reconocido cantautor Juan Luis Guerra, a través de uno de los videos grabados que se estuvieron presentando toda la noche con referencias históricas sobre Witt, entre los que también destacó Joel Osteen, famoso Pastor estadounidense de la congregación angloparlante de la iglesia de Lakewood.
Al final, aunque estaba programado un tiempo de “Llamado a salvación”, Witt expresó que sentía en su corazón orar por los nuevos talentos y los futuros cantantes que había en el auditorio, para posteriormente terminar orando con la “Bendición Pastoral” que la Biblia menciona en el libro de Números capítulo 6.
“Quiero dedicarme los próximos 25 años a preparar nuevos talentos” había dicho previamente, luego de que Josué del Cid, su joven tecladista, tuviera la oportunidad de ser el abridor del concierto.
Monterrey fue la segunda ciudad mexicana donde Marcos Witt se presentó con esta gira, luego de que semanas antes diera tres conciertos en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México y previo a que el día siguiente se presentara en Guadalajara.
La gira terminará el 2 de Diciembre en la ciudad de Durango, donde Marcos Witt se crió y comenzó a cantar, con un concierto en el Estadio Francisco Zarco que se transmitirá a varios países a través del canal Enlace.

Anuncios